Gerencia de Sanidad Forestal
Plagas en Viveros y Plantaciones Forestales - Descripción Viveros
Introducción

Las plagas y enfermedades son una preocupación constante para los administradores de los viveros forestales de cualquier tipo de producción ya sea en contenedor, tradicional o raíz denuda. Los administradores exitosos son los que se mantienen informados de los diferentes factores que pueden dañar la producción. Los problemas fitosanitarios están presentes en todas las fases de producción de planta. Las estrategias de prevención y control sanitario en vivero (MANEJO), constituyen las disposiciones más prácticas, eficientes y económicas para evitar daños y muerte de las plantas en desarrollo.

Objetivo

Prevenir, controlar y disminuir la incidencia de plagas y enfermedades forestales que tienen efectos económicos, ecológicos y sociales en los viveros forestales.

Objetivos específicos
  • Identificar las enfermedades de importancia en los viveros forestales.
  • Aplicar estrategias de manejo para plagas y enfermedades.
  • Conocer el procedimiento para llevar a cabo el monitoreo y diagnóstico fitosanitario en viveros forestales


Actividades para llevar a cabo el monitoreo y diagnóstico.


El monitoreo y diagnóstico consiste de una búsqueda sistemática de las causas de la enfermedad o problemas de plagas, reconociendo síntomas, señales y patrones de ocurrencia. El monitoreo y diagnóstico de plagas y enfermedades en viveros forestales consiste de tres etapas:
  1. Identificación de la enfermedad
    La identificación de plagas y enfermedades requiere un cierto grado de experiencia y entrenamiento. Los trabajadores del vivero requerirán de conocimientos básicos sobre la fisiología y morfología de las plantas, antes de que sean capaces de detectar esas pequeñas alteraciones en la condición normal de la planta, que constituyen una enfermedad. Este conocimiento puede provenir tanto de la experiencia lograda a través de los años, como de la capacitación formal, aunque una situación ideal es que los trabajadores tengan una combinación de ambas. La educación formal sobre horticultura y fisiología de las plantas proporciona un excelente respaldo conceptual, pero de ninguna manera será un substituto de la experiencia lograda directamente en el vivero. Esta experiencia con las plantas producidas en los viveros, en todas sus etapas, es necesaria para reconocer rápidamente cuando las plantas presentan condiciones anormales.
  2. Diagnóstico de la causa real.
    Una aproximación sistemática para el diagnóstico de plagas y enfermedades es una acción muy efectiva. Para llevar a cabo el diagnóstico se requiere contar sólo con un lupa de 5 a 10 aumentos, una navaja afilada y una actitud analítica y observadora. Cabe mencionar que para realizar el diagnóstico de plagas y enfermedades, el atributo más importante es “la habilidad para observar cuidadosamente”. Si es posible, realizar la actividad con otros trabajadores del mismo vivero, especialmente con los involucrados en las labores culturales diarias, dado que ellos pueden ser capaces de relacionar los síntomas de la enfermedad con algunos incidentes climáticos o culturales recientes.
  3. Determinación del impacto real sobre la producción.
    El hecho de que en un vivero existan plagas o enfermedades no necesariamente significa que afectarán la producción, por lo que es necesario realizar una evaluación del impacto. Los problemas por plagas y enfermedades pueden no ser económicamente serios si se mantienen en un nivel pequeño, o si pueden ser controlados lo suficientemente temprano y si la pérdida de producción se mantiene dentro de los factores de sobre siembra previstos. El impacto de las plagas y enfermedades se refleja en pérdidas económicas y puede ser medido en términos de pérdida de crecimiento esperado o directamente por mortalidad de las plantas.